jueves, 7 de abril de 2011

El actor ciego

Spencer Turmix llegó a la fama tras una adolescencia difícil en el problematico barrio brugues Histeria Valley. A base de trabajo duro y droga barata, Spencer consiguió un papel secundario en una serie sobre especialistas de cine. Sus dotes para recibir palos y su hierática expresión frente a la violencia lo catapultaron al escaparate internacional, formalizó su relación con la cantante y actriz Krystel Covadonga (ver foto) convirtiendose en el actor de moda.

Durante el rodaje de la tercera temporada Spencer despierta un día completamente ciego, no ve nada, sus ojos son solo un monitor apagado. Los datos de audiencia arrojan a la cara de todos los ejecutivos de la cadena que Spencer es la clave, no pueden deshacerse de él. Por lo que, ciego y todo, deberan seguir rodando capitulos. Spencer es bueno con la memorización de los textos y han limitado las escenas del actor a tres espacios.


 S. Turmix y K. Covadonga en las manifestaciones pro-contacto extraterrestre.
(archivo)

Pese a las habilidades de Spencert, la serie es un completo desastre, el actor ciego golpea el atrezzo, tiene unos andares muy torpes e inseguros y con frecuencia dirige su discurso 50 grados más a la derecha de la nariz otro actor. De todas maneras, sigue siendo un hacha recibiendo ostias, lo hace como nadie y su papel como especialista de cine sigue resultando creíble a pesar de sus constantes sobreactuaciones para disimular su discapacidad.

La serie sigue dando unas audiencias muy buenas, la gente adora a Spencer, la mente del público omite ese handycap y las acciones torpes se filtran en la percepción final del publico. Casi nadie se ha dado cuenta, la gente sigue pensando que Spencer Turmix ve algo.

.

1 comentario:

  1. Buouf, si este blog fuese una persona sería John Locke. Como poco.

    ResponderEliminar